Share It

Google+ Badge

Google+ Followers

domingo, 12 de julio de 2009

ESTUDIANDO EL MONÓLOGO DE OSCAR WILDE(II).







Ante la dificultad de memorizar el monólogo de "El abanico de Lady Windermers" de O. Wilde, he decidido escribirlo en el ordenador en mayúsculas y colocarlo en la pared del cuarto par así poder gesticular bien. De paso he podido memorizar algunas frases mientras lo copiaba para imprimirlo después. Es un sistema de aprendizaje que no me falla.



También he probado con otros monólogos más cortos y más cómicos que me van bien con la cara de payaso que tengo; pero soy cabezona y quiero ser actriz dramática que para la comedia siempre hay tiempo.



¡Pues no tengo poca gracia yo!



Cada día me siento agradecida por mi admiración por Richard Armitage al que considero un ángel en mi vida. Nadie aparece en tu vida por azar; y sé que Richard está en mi vida para reavivar lo que siempre me ha movido: la interpretación. Y por ello hay dos posters de mi ángel en mi habitación.



Tal vez no tenga la edad, pero es de buenas personas ser agradecidos y yo cada día agradezco por lo que mi admiración por un actor que no conozco en persona por ahora me ha dado.



Por mi leoncito(es Leo) aprendo inglés con más energía; estudio teatro con decisión de tomar mi vida de una vez y no dejar que sean otras personas quienes decidan por mí.



Yo soy la dueña de mis pensamientos y de mis sentimientos; de mis decisiones y de lo que ellas traen a mi vida. Se acabó el culpar a los demás.



Y yo memorizo ese monólogo como que me llamo María de los Ángeles García Jimeno.



Desde ahora agradezco por todo lo que tengo y llega a mi vida y me da felicidad y paz.






Guiomar Velasco.
Publicar un comentario en la entrada